Atención Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. OK Mayor información

Quiénes somos

Entre pasado y futuro

Son los años 80 cuando Berto Berti compra la empresa por la cual trabajó hasta entonces como empleado. La BMB Astucci empieza así su progresiva ascensión, una excelencia del Made in Italy construida sobre principios de pericia, meticulosidad, infinita paciencia y pasión por el arte del packaging.

La sugestión de las formas sigue aquella de la expresión artesanal que, día tras día, progresa, explora, se sostiene, se hace conocer a través de productos de altísima calidad. Hasta aumentar el número de los empleados y llegar a los tiempos presentes con una carga de recursos humanos altamente especializados.

La historia ultra tricenal de la empresa marca también el paso de un mercado autorreferencial a uno que aumenta puntos de referencia, ideas y formas. Berti se adapta pronto a las nuevas lógicas de consumo y de gusto bien interpretando la ductilidad de la materia y su potencialidad no expresada.

En 1992 el empresario es el primero en Italia en comprar una máquina de envoltura de una empresa toscana líder en la producción de maquinarias para el packaging.

El estuche de plástica deja su lugar al estuche de papel, más versátil y declinable a varios niveles; desaparece también el stock y su rígido esquematismo hecho de colores y tamaños listos para usar. Como la moda, el sector artesanal de BMB tiene que pensar en "vestir" el objeto dando expresión a sus distintas identidades.

El paquete es ahora un mensaje itinerante capaz de comunicar el atractivo de la materia y la importancia del cliente.

Interdisciplinaridad

La BMB Astucci en respecto al mercado se pone como un núcleo operativo donde hacer converger diferentes géneros productivos. Cada sector, de la moda a la joyería, pasando por la perfumería y la gastronomía, transfiere a la empresa toscana suya creadividad en una lógica de colaboración e integración. Así la empresa funda su modus operandi sobre el diálogo y sobre un modelo organizador que considera diferentes realidades para contribuir a la realización del producto.

De generación en generación

La herencia cultural, artesanal de Berto Berti y de su esposa Silvana, se transmite a su hija Isabella y a su hermano Simone. Aunque quede activo el fundador de la BMB Astucci, la empresa saca en los jovenes su verdadera fuerza motor, desde siempre preparada a hacer suyas las tendencias del momiento y a englobar las mestranzas que pueden facílmente "modelar" el mensaje. En continua fase de expansión, Berti y su familia llevan adelante un know how en el sector artesanal que hace escuela y acredita la empresa entre las pocas realidades craftmade especializadas que todavía existen en Italia.

 

Continuará »